Recibe en tu mail las novedades del blog

miércoles, 19 de diciembre de 2012

Pan de leche


Cada vez me voy desviando un poquito más de lo que este blog quería ser en un principio… un canto universal a los cupcakes y todo su universo intentando aportar mi pequeño granito de arena, pero sinceramente hay cosas que no puedo evitar (mi glotonería no ayuda la verdad) , y una de ellas es la repostería tradicional, y todo lo que tenga que ver con la elaboración de masas, ya sean bollos o pan…. Que además hablando de pan, tengo que decir que me ha entrado una obsesión por hacer pan que es increíble, incluso hace un par de noches tuve un sueño en el que no paraba de amasar (solo amasaba pan so cochinos) J


Investigando un poco ahora sé que en las dos veces que he intentado hacer pan he estado usando la harina equivocada (entre otros fallos) así que espero que la próxima vez que lo intente (esa vez en serio y todo muy profesional) me salga bien del todo jijiji.
Volviendo al tema de hoy, o mejor dicho, la super receta de hoy, estoy taaaaan contentaaaaaa
Me quedó taaaaaaaan buena!!!!!!!! :D
Madre mía, tendríais que haberlos visto en persona… o mejor dicho olido, porque vaya olorcillo tan rico que inundó mi casa. Y  el sabor no puedo decirlo porque eso es mejor que lo hagáis y probéis vosotros mismos.

Hay varias recetas colgadas en la web y todas llevan lo mismo, cambiando un poco las proporciones, pero hay  una en especial que me gustó por el toque a miel que incluye y que Dan Lepard en  Hecho a Mano (objetivo: comprarme este libro en breve…) incluye en su receta y que la propia SandeeA también hizo y publicó  en su blog con unas  fotos preciosas…
  
Ingredientes:
·         500 g de harina de fuerza (con harina normal no sé cómo saldrán…)
·         25 gr. de levadura prensada fresca
·         280 ml de leche
·         70 g de mantequilla 
·         40 g de azúcar (si os gustan que se note con sabor dulce entonces añadid más)
·         1 huevo
·         2-3 cucharadas de miel (se nota un ligero sabor cuando los comes ummmm)

Calentamos en el micro un poquito la leche para que no esté muy fría y deshacemos ahí la levadura.
En un bol grande ponemos la harina y le añadimos la mezcla de leche y levadura. Mezclamos bien.
Echamos el huevo y seguimos mezclando (cuesta un poco!)
Añadimos el azúcar la miel y sal y aquí ya no es mezclar, es amasar con las manos (hay que pringarse, pero como mola!!) porque es una mezcla muy consistente :)
Echamos la mantequilla y amasamos muy bien durante unos 10 minutos. Una vez hecho esto hacemos una bola y la dejamos reposar unas dos horas tapada con un paño.
Cuando pase este tiempo veréis que la masa ha crecido muuucho, hasta doblar su tamaño :)  (yo aquí me emocioné porque pensé “vale parece que lo estoy haciendo bien”)
Sacamos la masa del bol y la apretamos con los dedos para sacarle el aire que se ha ido formando.
Ahora vamos cogiendo pedacitos de masa y le vamos dando forma de panecillo.
Yo hice de dos tipos, panecillo tipo suizo y del tipo pan de leche tradicional siguiendo las indicaciones siguientes.
Enharinamos la mesa de trabajo y con un rodillo estiramos el pedacito de masa haciendo un rectángulo.
Con un cuchillo cortamos tiras desde uno de los extremos como hasta la mitad. Cogemos el extremo que está sin cortar y enrollamos como si quisiéramos hacer un rulo y ya está. Luego crecerá dentro del horno y las tiras (que deben quedar arriba) se abrirán dando forma al pan de leche tradicional.


No es nada complicado, pero si vais con prisa, podéis hacerlos normales que están igual de buenos :D
Por cierto si a estos panes les echamos un poquito de azúcar por encima justo antes de meterlos en el horno yo creo que quedarían tremendos también
J
Bueno, una vez decidida la forma de tu panecillo, los pintamos con huevo o con leche.
Yo pinté unos con leche y otros con huevo, y quedan mucho mejor con huevo porque quedan más doraditos.
Los horneamos durante  10-12 minutos, y dejamos enfriar sobre una rejilla.


Luego ya solo queda tener la paciencia suficiente como para no comértelos recién salidos del horno! Jajajajajaja.


Bueno si los hacéis, espero que colguéis fotos y me contéis que os ha parecido y el resultado.
Un beso y espero colgar algo antes de las navidades, si no… un beso y Feliz Navidad!!!!!!!!!!

jueves, 13 de diciembre de 2012

Cookies de chocolate y castañas... receta invernal


¿por qué siempre hay algo que se nos resiste? eso que nos gustaría que nos saliera bien de una vez por todas pero por una cosa o por otra siempre falla por mucho que lo intentemos.
Esa es mi eterna historia con las galletas. Siempre me falla algo… o me salen duras, o secas, o la masa se me queda muy blandurria y por tanto imposible de trabajar, se me quedan blandas, o salen buenas pero feas, en fin… mi historial de desengaños con las galletas es infinito :D

Y por eso, como nunca me terminan de salir bien, creo que me da tanta pereza ponerme a hacerlas, porque después de hacer algo con ensutiasmo y cariño y que no te salga como tu quieres frustra a cualquiera ¡¡aarrrgggg!!
En fin, todo esto viene porque este fin de semana hice unas cookies de chocolate y castañas (sí castañas, porque no tenía nueces pero sí castañas y me dije ¿por qué no?) y salieron buenísimas!! De sabor, porque la textura siguió sin parecerse al de una cookie.
A ver se supone que la cookie tiene que quedar durita por fuera y un poco bizcochada por dentro. A mi me salió bizcochada por dentro y por fuera :( aunque al día siguiente endurecieron un poco más, pero seguían siendo más blanditas de lo normal.
Quitando ese pequeño detalle la verdad que estaban tremendas con los mega trozos de chocolate y los trocitos de castañas ummmm  ¿no os parece ideal usarlas ahora que están en plena temporada?
·         200 gr. de harina
·         75 gr. de azúcar moreno
·         75 gr. de azúcar blanco
·         80 gr. de mantequilla a temperatura ambiente
·         1 huevo
·         1 cucharadita de extracto de vainilla
·         1 cucharadita de levadura Royal
·         3 cucharadas de leche
·         200 gr. de chocolate (yo usé Nestlé postres)
·         8-10 castañas peladas y troceadas (o nueces, avellanas, o cualquier otro fruto seco que te guste)


Ponemos el horno a precalentar a 180°
En un bol echamos todos los ingredientes y los amasamos bien hasta que se integren.
Cuando esté todo bien mezclado añadimos los trocitos de chocolate y las castañas.
Formamos bolas con la masa y los ponemos en la bandeja de horno previamente forrada con papel vegetal para que no se nos peguen y horneamos unos 10-12 minutos.
Sacamos las galletas y las dejamos enfriar sobre una rejilla.
Al principio estarán muy muy blanditas, pero si os salen bien luego endurecerán ¡no como a mi! Jajajaja.

                                                               mini mordisquito
 

¡¡¡Besos navideños!!!


miércoles, 5 de diciembre de 2012

Cupcakes con crema de nubes


Hace tiempo aprovechando los gastos  de envío en mi última compra, me hice con  un bote de crema de marshmallows de Fluff, o de nubes para que nos entendamos (no sabía ni que esto existía hasta que lo ví en un blog). Y como  tenía ganas de probar diferentes  sabores de buttercream, fuera del típico de vainilla aproveché mi cumpleaños para innovar un poco.
Lo que si que no me esperaba era que fuera taaaan consistente…. Madre mía eso se puede usar de mezcla para alicatar un baño!! Por lo que viene genial para decorar y que mantenga su forma :D
Lo cierto es que está muy bueno aunque si te pasas de cantidad puede resultar un poco empalagoso (por lo menos para mí) ya que tiene mucho azúcar… pero esta taaaaaaan bueno que yo repetiría sin dudarlo y creo que los conejillos de indias que los comieron también repetirían jajaja.

Para la masa:
·         120 ml. de aceite suave
·         200 gr. de harina
·         200 gr. de azúcar
·         1 cucharadita y media de levadura tipo Royal
·         2 huevos
·         60 ml. de leche
·         Algún extracto o emulsión de sabores (limón, vainilla o lo que se os ocurra)
Para la buttercream:
·         250gr. de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
·         300gr. de azúcar glas
·         2-3 cuacharadas soperas de fluff  o más si queréis que se os caigan los dientes ;-)

Ponemos el horno a calentar a unos 180°
En un bol batimos el aceite con el azúcar hasta que se integren.
A continuación añadimos los huevos uno a uno y después vamos añadiendo la harina poco a poco (previamente mezclada con la levadura).
Añadimos la leche y el extracto que hayamos elegido y  seguimos batiendo bien para que se vaya mezclando.
Repartimos la masa en los moldes y los metemos en el horno unos 20-25 minutos aproximadamente.
Mientras preparamos la buttercream.
Mezclamos todos los ingredientes en un bol y batimos a velocidad baja durante 1 minuto y luego subimos a velocidad alta durante otros 5.
Por último decoramos con nuestra manga pastelera y si no tenemos pues también podemos hacerlo con una cuchara. Al ser una mezcla tan consistente nos aguanta la forma sin desparramarse J
Y luego para darle un toquecito de color usé estos nonpareils azúles y morados que quedaron muy chulos, no os parece??
Besotes y gracias mil por leerme y mandarme mensajitos :) ¡no sabéis lo felíz que me hace leeros!

Como siempre podéis seguirme en Facebook