Recibe en tu mail las novedades del blog

martes, 2 de abril de 2013

Merlitones (con yema) oh síiiii

Este dulce lo probé por primera vez hace no mucho en la pastelería La Mallorquina… decir que esta p astelería es de visita obligada cuando vienes a Madrid, todo lo que hacen está tremendo, en serio :)
Como os decía, este dulce me gustó tanto, que me atreví a hacer la versión mini (porque el de la pastelería era bastante más grande) y salieron muy muy ricos ^_^

Es muy sencillo de hacer (y más de comer jajaja) y está relleno de yema ¡¡ ummmm yemaaaa!! Me encanta la yema… aysss
 

- Masa brisa (también vale quebrada, o de hojaldre) o también muy sencillo sería comprar las obleas que venden para las empanadillas y así evitas tener que recortar tu la masa
- 80 gr de mantequilla
- 70 gr. de azúcar glas
- 1 cucharadita de maizena
- 1 cuacharada de azúcar blanca
- 2 yemas de huevo
- 2 claras de huevo

Para empezar hacemos los recortes de masa para hornearlos.  Yo he usado un molde de magdalenas y ahí fui poniendo trocitos de papel de hornear para que  luego saliera más fácil y no se me pegara. Reservamos
Derretimos la mantequilla en un cazo y una vez deshecha le añadimos el azúcar glas mezclado con la maizena. Nos irá quedando como una crema.
Añadimos las yemas y mezclamos bien.
En un bol aparte montamos las claras a punto de nieve con la  cucharada sopera de azúcar.  Una vez montadas las mezclamos con la crema de las yemas con movimientos envolventes para que no se nos baje demasiado.
Rellenamos los moldes con la masa resultante y le espolvoreamos un poco más de azúcar glas por encima.
Metemos en el horno durante unos 20 minutos a unos 180°, hasta que esté doradito por encima.  Se hace muy rápido así que tened cuidado a ver si los vais a quemar ^_^
Los dejáis enfriar y al ataqueeeeeeeeee!!!  Templados también están tremendos….

Ya antes de meter al horno daban ganas de comérselos jijiji

Pan con nueces (sin masa madre)

El hecho de usar masa madre le da un plus a tu pan, pero no tiene por qué se imprescindible a la hora de hacer un buen pan en casa.

Conozco a mucha gente que no hace pan porque le da una tremenda pereza el hecho de hacer la masa madre, por el tema de estar dedicándole días a su elaboración.

Siempre les digo lo mismo, es un ratito de nada y en unos días tendrás masa madre para toda la vida con unos mínimos cuidados.

Aun así y si te da pereza hacerla pero no quieres renunciar a hacer tus panes en casa, aquí te dejo una receta muy sencillita y con el que tendrás unos muy buenos resultados para que te animes a hacer más.

En el libro de Hecho a Mano de Dan Lepard hay muchas recetas de pan sin masa madre y os recomiendo que si os gusta, os hagáis con él ¡es un imprescindible!
Aquí os dejo una adaptación de un pan blanco de trigo al que le he añadido unas nueces (que me encantan!) para darle un toque diferente.

Como siempre, es adaptable a otros frutos secos. De hecho mi idea era un pan con nueces y pasas, pero pasas no tenía (no sé cómo ha podido suceder)

Estoy segura de que os saldrá genial y espero que sea el primero de muchos que hagáis ^_^

Ingredientes:

- 500 gr de harina de trigo (normal o de fuerza)
- 320 ml. de agua templada
- ½ cuadradito de levadura fresca de panadero
- 10 gr. de sal
- un poco de aceite para amasar
- nueces al gusto (unos 200 gr.) o algún otro fruto seco que os guste, almendras, avellanas, o lo que se tercie.

En un cuenco grande echamos la harina.
En ella desmigamos con las manos la levadura, la mezclamos bien con la harina
Añadimos la sal y mezclamos bien.
Agregamos el agua templada (nunca echar todo el agua de golpe porque tal vez vuestra harina no necesite tanta agua)
Amasamos todos los ingredientes bien con las manos. Yo aplico el amasado de Dan Lepard que consiste en amasados muy cortitos y grandes reposos. Este amasado es ideal para hacer pan sin estar preocupándote de él.
Tendremos una masa muy hidratada y pegajosa. La dejamos reposar en el bol 10 minutos.
Tras el reposo, huntamos nuestra mesa de aceite para que la masa no se pegue, la volcamos y amasamos 10 segundos. Añadimos las nueces. Dejamos reposar otros 10 minutos.
Volvemos a amasar otros 10 segundos. Dejamos reposar 30 minutos.
Amasamos de nuevo. Dejamos reposar 1 hora.
Aquí ya iremos viendo que la masa ha aumentado considerablemente de volumen.
Formamos un par de bolas y a partir de ahí formamos las barras de pan y las dejamos que doblen su volumen (esto puede tardar dependiendo del tiempo que haga y de la temperatura de tu cocina) las mías ayer tardaron unas 2 horas.

Una vez hayan doblado su volumen, las metemos en el horno 15-20 minutos a 250°. Luego bajamos la temperatura a 200 y las dejamos hasta que cojan un dorado bonito.

Cuando las saquemos , las dejamos enfriar sobre una rejilla para que el vapor que sueltan no humedezca el pan. Y listo!!
Cuando golpeemos el pan por debajo, debe sonar hueco.

Si queremos que nuestro pan quede con un aspecto más rústico, podemos espolvorearle harina por encima justo antes de meterlas en el horno.



Estas son mis dos barritas ¡bien hermosas!


Un besote!!! y ya sabés que ando por facebook

Masa Madre y cómo refrescarla

Pues después de algún tiempo de abandono blogero que no del facebook (que ahí me tenéis casi siempre conectada) aquí estoy con fuerzas renovadas….

Reconozco que he tenido alguna tentación de dejar el blog, no por nada en particular, sino más bien por aquello de que desde que empezó todo esto he ganado algún kilo que me está constando soltar :)

La verdad es que me encanta cocinar y me pierde la repostería, así que creo que lo mejor es continuar con el blog pero repartir todo lo que haga y que engorden otros ….
Sé que tengo pendiente terminar de publicar cómo quedó mi masa madre.
A día de hoy las tengo durmiendo a las dos plácidamente en la nevera y tienen un olor muy muy intenso y ácido (a mi me recuerda un poco al pegamento en cola)
Esto se debe principalmente a la proliferación de bacterias por falta de alimento. Esto no quiere decir que esté mala, ni mucho menos, sino simplemente que está en letargo.
Para poder usarla simplemente tendremos que sacarla un par de días antes de que vayamos a usarla y tenerla a temperatura ambiente.
Os explico paso a paso cómo refrescar nuestras masa madre para poder volver a usarla:
1.       Decheamos ¾ partes de nuestra masa madre.
2.       A lo que queda le añadimos 300gr. de agua y gr. de harina
3.       Una vez la tengamos burbujeante de nuevo volvemos a realizar lo mismo. Tiramos casi todo quedándonos con ¼ de nuestra masa madre y volvemos a alimentar con 300gr. de agua y otros 300gr. de harina
Una vez que la tengamos otra vez burbujeante y a plena potencia ya la tendríamos perfecta para su uso.
Es posible que si ha estado mucho tiempo en vuestra nevera, necesite algún refresco más para quitarle acidez, pero eso ya lo vais a ir viendo vosotros con la experiencia y el tiempo.

Lo bueno de hacer pan es eso, probar, innovar, ver que aciertas y te da una alegría inmensa.
En serio, el tema del pan es tan básico y a la vez tan reconfortante cuando ves el progreso y el resultado ^_^

Aquí os dejo un par de fotos del pan que hice con mi masa madre y una pizza… ni que decir tiene que la pizza estaba ñammmmmm!!

Perdonar la calidad de las fotos pero no tenía cámara a mano y las saqué como pude con el móvil o el Ipad ^_^
Ayer mismo hice pan con nueces y me salieron dos barritas buenísimas….  Hoy sin ir más lejos me he desayunado un par de rebanadas con aceite de oliva ¿puede haber mejor desayuno? Yo creo que nooo!!!


Las primeras barritas que hice con forma de chapatitas

















Este fue el otro pan que hice en forma de pan de pueblo

Masa de pizza con masa madre "simplemente tremenda"